Menu

C.
Lee “A rotar los alimentos”, columna de Veva Palacios

noviembre 20, 2018

Por Veva Palacios / Foto: Qué Alimentos

¿Sabías que el consumir a diario lo mismo pudiera ser la causa de tus problemas de salud? Muchas veces te puedo asegurar que crees que es muy bueno comer a diario lo mismo por practicidad y seguramente porque te han dicho que este menú es maravilloso para perder o cuidar tu peso. Sin embargo, por saludable que tu menú parezca ser, el estarlo consumiendo a diario podría generar una nueva sensibilidad alimentaria.

¿Y qué es una sensibilidad alimentaria? Es una reacción inmunológica del cuerpo cuando identifica a ciertos alimentos como cuerpos extraños. Con ello el cuerpo busca protegerse de estos supuestos enemigos provocando inflamación y poniendo a tope de chamba a nuestro sistema inmune, nuestros soldaditos. Esta inflamación se puede manifestar con varios síntomas incluyendo colitis, gastritis, gases, dificultad para perder peso, estreñimiento, diarreas, falta de concentración, insomnio, dolores de cabeza, dermatitis, cansancio, entre muchos otros. ¿Te imaginas padecer alguno o varios de estos síntomas por consumir a diario piña en tu jugo verde o claras de huevo o quesito panela? Por poco lógico que te suene, pudiera ser así.eTen presente que el 70% de tus soldaditos del ejército completo de tu cuerpo están a nivel intestinal y los pones a trabajar cada que consumes algo a lo que eres sensible. Evidentemente esto provoca que en lugar de que estén realmente encargándose de sus tareas importantes, estos se ocupen de forma absurda, haciendo que las guerras que valían la pena cuidar se vean descuidadas. Esto lleva a que te sientas con menos energía, a que te enfermes más fácilmente del estómago, a que tengas más gripitas, infecciones vaginales,  dificultad para perder esos kilitos de más o cualquier malestar relacionado con tus defensas.

Las tres causas para generar esta sensibilidad son: 1) Genética (lo que se te ha sido heredado poder asimilar y no), 2) Enfermedad a través del alimento (imagina que alguna vez consumiste un huevo que tenía salmonela. Ahora cada vez que tu cuerpo lo consume, puede estar viéndolo como el enemigo encargado de transportar la enfermedad) y 3) Monotonía (comer diario lo mismo. Así que si piensas: “pero si tan solo uso un chorrito de nada de leche a mi café o un poco de yogurt pero light a mi frutita o un poco de panela a mi ensalada… recuerda que finalmente es el mismo origen: lácteos.).

Así que en tus manos está el que si eres de los que suele comer a diario algún ingrediente, intentes rotarlo. Esto es, consúmelo 1 día si y 2 días no y evita a así generar nuevas sensibilidades que podrían impedirte conseguir tus objetivos nutricionales. Si quieres conocer a qué alimentos eres sensible puedes realizarte la prueba de VERITest (disponible en Querétaro) agendando en el teléfono (442) 2451086. Te maravillarás de las mejoras en tu salud al conocer qué alimentos son los que mejor te vienen.

WhatsApp

Leave a Comment

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>