Menu

Cl.
Recuerda nutrirte con atención plena 

diciembre 11, 2017

Sigue a Veva Palacios en su canal de YouTube y comenta tus puntos de vista

Por: Veva Palacios/Foto: vevapalacios.com

La atención plena, o mindfulness, es la capacidad de estar presente con lo que está ocurriendo aquí y ahora sin juicios, ni críticas, ni culpas. Hay que aclarar que este tipo de meditación, como bien lo aclaran la Dra. Claudia Vega y la Dra. Lilia Graue, no es una técnica de relajación o secta o locura para esas personas que están en “otra onda”. La atención plena es para ti y para mí. Es una excelente herramienta para cambiar tu relación con la comida.

Te comparto algunos tips para empezarla a poner en práctica:

  1. Realiza alguna comida eligiendo consumir los alimentos según lo que tu cuerpo te diga. Intenta no emitir juicio, critica o regaños en tu mente que te hagan sentir culpa. Aliméntate con amor y compasión. ¿Qué te pide tu cuerpo?
  2. Intenta comer lento y pregúntate: ¿Qué despiertan en ti esos alimentos que elegiste comer?
  3. Analiza qué te llevó a comer: si fue hambre visual, hambre de nariz, hambre de oídos, hambre de boca, hambre de estómago, hambre del cuerpo o células, hambre de mente o hambre de corazón.
  4. Intenta conectarte con tu sabiduría interna a la hora de comer. Escucha tus señales corporales y evita angustiarte o permitir que lo externo o social te condicione, ya que esto interviene con tus señales corporales que son las más sabias. Si comes con base a tus señales internas (corporales) tendrás un peso mucho más saludable.
  5. Recuerda que en tu experiencia tú eres el experto, así que escucha a tu cuerpo para ir identificando qué es lo que te viene mejor comer.
  6. A la hora de comer intenta dividir tu plato en 2. Intenta comer solo la mitad identificando el tipo de hambre que te está llevando a consumir esos alimentos. Haz una pausa. Come el resto si crees que es adecuado.
  7. Si vas a comer intenta concentrarte en lo que estás comiendo y nada más y pregúntate: ¿con cuánto tengo? ¿necesito más? Come disfrutando con atención plena.
  8. Recuerda que el tip es intentar dejar el estómago de satisfecho en 4/5. No ocupas llenar el tanque a tope para poder andar bien. De esta forma tienes lo necesario para vivir y el espacio perfecto para evitar ir al médico por excesos.
  9. Al iniciar cada comida pregúntate ¿qué tanta hambre tengo? ¿qué tanta plenitud estomacal tengo? ¿qué tanta satisfacción emocional tengo? Escucha si el vacío te habla de una falta de energía física o emocional. Realiza las mismas preguntas al terminar.

 

A la hora de alimentarte repítete a diario: “Yo puedo decidir qué comer y darme permiso de alimentarme a mi misma, puedo confiar en mí”. Con esto puedes tener por seguro que tu alimentación se irá regulando naturalmente hasta ir consiguiendo tener un muy buen equilibrio a la hora de alimentarte. “Haz las paces con la comida y con tu cuerpo, y aprende a cuidarte confiando en tu sabiduría interna y disfrutando cada momento, desde el auto-conocimiento, la aceptación y la compasión”.

WhatsApp

Leave a Comment

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>