Menu

Cl.
Entrevistamos a Vivir Quintana, autora del Himno feminista que se coreó en el zócalo

marzo 30, 2020

Este festival encuentra su objetivo en el acto de comenzar a unir los corazones de los países del mundo a través de algunas de las representantes más significativas actualmente como Cantantes y compositoras

Por: Christian Velázquez / Foto: Vivir Quintana

QUERÉTARO, QRO.- Cantautora, originaria de Coahuila, compositora, arreglista; escribe canciones desde hace muchos años y de esta forma, también  se ha dado a la tarea de buscar la “otra contraparte al amor en la música”, reestructurarlo, reinventarlo, reconstruirlo, para dejar de hacer ese amor arrebatado y pasional que nos enseñaron a través de la música popular mexicana.

Así comienza nuestra plática con Vivir Quintana, esta extraordinaria cantante que en poco tiempo ha dejado honda huella en la música, en sus canciones, a través de su lucha personal y universal a la vez.

Desde muy pequeña tuvo la suerte y la gran satisfacción de encontrarse con la música, con la poesía, con la lírica popular mexicana, los corridos, la música regional y la de protesta por mencionar algunos, gracias a sus padres que se preocuparon por nutrir esa parte de su espíritu, los que le fueron causando un gran impacto en su interior, haciendo que el acercamiento no fuera tan solo eso, sino que casi sin sentir, fue naciendo un profundo amor hacia estos géneros musicales, lo que la marcarían hasta el día de hoy.

Dentro de los gustos que ha experimentado con la música y el abanico de posibilidades que representa, el género por el que se ha inclinado un poco más es el del género regional, el ranchero, debido a su gran profundidad, y el de establecer, bajo su óptica muy personal, la otra forma del amor, un amor más maduro; es decir, desde una vuelta de tuerca, darle otra perspectiva, la de un amor más amable como mencionábamos, y tener otra forma de reconstruir la convivencia que tenemos entre nosotros los mexicanos.

“El ranchero se me hace un género muy bravío, muy profundo, muy pasional, pero no pasional donde se encuentre incluida la violencia, ¿sabes?, de ahí mi trabajo como compositora para cambiar precisamente esa óptica con la que la mayoría de las personas, la identifica”.

Vivir Quintana se considera una feminista que aunque hace poco tiempo se dio a la tarea de hurgar, investigar, documentarse, ver las distintas aristas que  conforman acerca de esta corriente de pensamiento, actitud, voluntad, sensibilidad y trabajo, y que últimamente se ha fortalecido y enriquecido, ha sido el motor que ha dado la vitalidad a miles de mujeres en el mundo para enfatizar un “ya basta”; decantando la reivindicación de los derechos de la mujer.

En este sentido, hay que recordar que la particular actuación de Vivir Quintana con que tuvo una participación el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, en el zócalo capitalino, interpretando la canción de su autoría: “Canción sin miedo”, se volvió de súbito, el Himno feminista.

“Que tiemble el Estado, los cielos, las calles/ Que tiemblen los jueces y los judiciales/ Hoy a las mujeres nos quitan la calma/Nos sembraron miedo, nos crecieron alas”. Así retumbaban las calles, las palabras las poseían, y en un ejercicio simultáneo, sus ecos viajaron por la ciudad y se integraron a las voces de las mujeres como una sola voz.

Al respecto, Vivir Quintana nos comenta que gracias a esta canción, muchas mujeres salieron a las calles ese día para marchar y dejarse escuchar, no solo les dio una voz con la que se identificaron, sino también la fuerza necesaria para poder afrontar los diferentes infiernos por los que estaban pasando, y de esta manera, sacarlos a la luz con familiares, con las autoridades, etc.

“De esta forma, me parece, la canción está cumpliendo su objetivo, que es el de quitarnos ese estigma que es el del silencio y el olvido, dos ingredientes muy arraigados en nuestro país y que de distintas formas, la canción se convierte en un llamado a las mujeres para que tengan la convicción para denunciar, de ninguna manera es para incitar a la violencia ni una lucha armada, sino que es un llamado para iniciar una revolución con amor, haciendo unión con los hombres, este sería el verdadero sentido”.

Así, el 8 de marzo trascendió la música, la canción; Vivir Quintana construyó un río que fluye, directo, sin meandros, sin recovecos, su “Canción sin miedo” fue el receptáculo, articuló las palabras, las ensambló, y con orden y sentido las cantó, las dejó expandirse y una vez que salieron de su boca, reconocieron sus propios puertos, sin nombre de autor, para que miles de mujeres las plagiaran…y las hicieran suyas.

Para la cantante coahuilense, el Festival On Line de Cantautoras donde participó junto con más de 20 cantautoras de Venezuela, Ecuador, Colombia, Argentina, España y México, con propuestas que van desde el soul y el R&B, hasta el folclor latinoamericano y el flamenco, a través de los perfiles de Instagram de cada una de las artistas, siendo un excelente pretexto para hacer la unión, es la manera de hacer un acompañamiento en estos momentos que estamos viviendo de contingencia a causa del virus del COVID-19 que se ha convertido en el problema del mundo en estos momentos, es un concierto para poder llevar un mensaje al mundo, de crear nuevos escenarios,  de que nos podemos unir, hacer sinergia y hacerle frente a este problema que es común a todos.

Finalmente, la cantautora invitó a toda la ciudadanía a cuidarnos entre todos para que esto trascienda sin muchas consecuencias lamentables, para que el día de mañana podamos recordar este hecho y sintamos que gracias a la voluntad de todos, aún seguimos aquí.

WhatsApp

Leave a Comment

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>