Menu

Mm.
UNAM crea método para detectar rastros de Covid-19 en aguas residuales

agosto 05, 2020

De esta manera la ciencia al servicio de la salud una vez más demuestra que se debe invertir más en investigación y no recortar el presupuesto a las instituciones académicas

Por: Christian Velazquez / Foto: UNAM

QUERÉTARO, QRO.- Investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), crearon un método orientado a la detección de fragmentos genéticos del SARS-Cov-2 en aguas residuales, acción que puede servir como alerta temprana para conocer zonas que se encuentran en riesgo potencial, de siete a diez días antes de que las personas puedan manifestar síntomas de Covid-19.

Al respecto, Germán Buitrón Méndez y Julián Reyes, especialistas del Laboratorio de Investigación en Procesos Avanzados de Tratamientos de Aguas (LIPATA), realizaron las pruebas para determinar las trazas genéticas del coronavirus.

Los investigadores explicaron que aunque el virus es destruido generalmente por geles y jabones, conserva fragmentos en las heces humanas que llegan a las aguas residuales, convirtiéndose de esta manera en huellas que facilitan su detección.

“Es un método de alerta temprana que podría contribuir a la toma de decisiones, pues es posible saber en qué zonas (colonias, fraccionamientos, hospitales) aumentan los fragmentos del virus, lo que significa que son los lugares más afectados. Lo interesante e importante de esto,  es que conocemos el incremento de la infección días antes de que las personas tengan síntomas”, detallaron.

El Covid-19 se excreta a través de las heces humanas, y aunque se desconoce si es viable o activo en las aguas residuales, cuando la pared o cápside del microorganismo se abre suelta material genético que prevalece en las aguas, lo que se puede cuantificar.

A estas trazas se les realiza una prueba PCR (Reacción en Cadena de la Polimerasa) y así se detecta y cuantifica el virus.

El método está listo desde principios de abril y se puso a prueba muestreando aguas residuales en algunos puntos de la capital de Querétaro. 

“Logramos correlacionar cómo de mediados de mayo a mediados de junio aumentaron los casos en sitios específicos de la ciudad de Querétaro, de la misma manera que lo mostraban los datos epidemiológicos”, señalaron.

Con estas pruebas, los especialistas de la UNAM, pertenecientes a la Unidad Académica Juriquilla del Instituto de Ingeniería, participaron en una convocatoria del Conacyt y están en espera de los resultados, además de que propusieron aplicar el método al Sistema de Aguas de la Ciudad de México.

WhatsApp

Leave a Comment

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>